La importancia del agua

31 Mar, 2020

Todos tenemos muy claro los puntos clave a la hora de preparar un buen café. Para degustar un buen café hay que tener un café de calidad, que ese café que vayamos a degustar tenga un tueste adecuado y por último, que la molienda del mismo sea la adecuada para cada tipo de cafetera que vayamos a utilizar. Aún así, nos falta un dato muy importante, porque ese café que nos vayamos a tomar, está compuesto en su gran mayoría por agua.

En un espresso más del 90% de la infusión es agua y entre el 95-98% en el café filtrado. Es por ello que considero que el agua necesita un apartado independiente en lo referente al café.

Cuando vamos a hacer un café, en relación con la extracción, deciros que solamente el 30% de ese café es soluble. Y de ese 30%, con el 18-22% se extrae el dulzor y la acidez y con el 8% restante se extraen componentes astringentes y amargos. Por eso, la calidad del agua tiene mucha influencia en el café que estás tomando, porque el agua puede alterar los cafés que hacemos.

Imagen de Free-Photos

A tener en cuenta sobre el agua

En primer lugar, debemos tener en cuenta la dureza del agua. Según la Specialty Coffee Association (SCA), el nivel de dureza del agua debe estar entre los 17 y 85 miligramos por cada litro de agua, para conseguir una extracción de café de calidad superior. Estamos hablando de aguas blandas. Un agua dura puede neutralizar la acidez del café, neutralizar la extracción de componentes aromáticos, además de los estragos que nos puede causar el exceso de cal en una cafetera.

En segundo lugar, el agua debe ser insípida. Y es que la presencia de componentes minerales, no solo altera el sabor del café, sino que también puede alterar la acidez, el aroma, el cuerpo o la consistencia de la crema. Nos referimos a aguas donde predominan los componentes azufrados, sódicos, clorados, etc. El exceso o carencia de alguno de ellos, nos va a determinar o modificar la percepción de ese café.

Debemos tener presente que el pH del agua debe estar rondando el 7.

Por último, un agua algo turbia nos da a pensar que lleva disueltos componentes no deseables para un café que nos aporte sabores extraños.

Si eres un “friki” del café, existen el mercado instrumentos que nos permiten medir todos estos factores que nos indican el tipo de agua que disponemos para hacer un café.

Para garantizar que se mantiene el aroma y el gusto al café, sustituye cada dos meses el filtro antical de tu cafetera superautomática. Si tienes duda, puedes leer nuestro post sobre la importancia de cambiar los filtros de agua de tu cafetera.

-VER MÁS ARTÍCULOS-

BEGOÑA BAQUÉ

Begoña Baqué nació con cafeína en la sangre. Fue campeona de España del “Cup Taster” en 2014 y ha sido jueza en numerosos campeonatos de baristas. Su pasión y profesión es el café.

superautomáticas

Mantenimiento superautomática

bomba tradicional

cafeteras de cápsulas

tu cafetera ideal

1 Comentario

  1. Mocafento

    Cada vez somos más sensibles en tomar cafés de mejor calidad pero aún estamos lejos de sus posibilidades. Muchos nos centramos en el grano, su tostado y los bares. Pero la calidad del agua es igual de clave. Excelente artículo. Gracias por compartir.

    https://mocafento.com

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This