La evolución de la cultura del café

Parece que de un tiempo a esta parte la cultura del café está cambiando, o mejor dicho, evolucionando.
Cada vez nos estamos volviendo más sibaritas y especialistas, prueba de ello son la cantidad de cafeterías especializadas y de calidad que se han abierto en los últimos tiempos en ciudades como Barcelona y Madrid y que se están extendiendo a ciudades y poblaciones más pequeñas.
En ellas, podemos encontrar cafés de gran calidad y los, antes camareros, ahora son expertos baristas, que los preparan con mimo y pulcritud.

Pero sin irnos a la parte más evidente de esa evolución, no es extraño que en cualquier cafetería o bar nos sirvan un cappuccino o café con leche decorado con latte art o tenga disponible variedades de bebidas vegetales, como soja o avena.

Lo último en cafeteras

También la (r)evolución de la cultura del café llega hasta los hogares, siendo cada vez más habitual encontrar cafeteras espresso y superautomáticas en las cocinas. Con ellas se puede disfrutar de espressos preparados con las condiciones óptimas como si de un café de bar se tratase, además en el caso de algunas cafeteras superautomáticas disponen de jarras de leche que preparan bebidas de café con leche con solo apretar un botón, incluso desde el móvil. La tecnología llega incluso a las cafeteras para ayudarnos más en el día a día.

Toda una transformación de la cultura del café en casa, si tenemos en cuenta que en la mayoría de los hogares, en el pasado solamente había cafeteras italianas.

Cafeterías de tercera generación

Como bien apuntábamos al inicio del artículo, hay una nueva generación de cafeterías a las que se les denomina 3.0. Una tendencia dentro del actual mundo “foodie” que tiene como principal propósito la pasión por el café de calidad.

Empezando por la materia prima, el café está cosechado en las mejores plantaciones, recogido por el método tradicional, tostado en su punto y sin procesados artificiales. Naturalmente, esto implica que su precio de mercado sea muy superior al del café convencional.

En segundo lugar, el procedimiento que se sigue para la preparación del café está cuidado hasta el mínimo detalle; con los mejores artilugios y cómo no, por las manos de expertos y expertas baristas que mediante su método preparan verdaderos cafés dignos de degustar y tomar tranquilamente.

Por último, el local suele ser un lugar muy agradable, moderno y con tiznes industriales. En el que apetece desconectar y disfrutar serenamente de nuestro momento cafetero del día.

Nos encanta la nueva cultura del café, ¡y seguiremos evolucionando con ella!

superautomáticas

bomba tradicional

cafeteras de cápsulas

tu cafetera ideal

Pin It on Pinterest