Cosas que no sabías sobre el cultivo del café

El cultivo del café es todo un proceso que tiene en cuenta muchos factores propios de las zonas de plantación, además, cada tipo de variedad de café tiene unas características peculiares que son las que hacen que se diferencien entre ellas. Nuestra experta Begoña Baqué nos explica cuáles son.

Existen hasta cuatro especies de café: café arábico (C. arabíca L. nativo de las tierras altas de Etiopía), café robusta (C. canephora, es originario de los bosques ecuatoriales de África), café liberiano (C. liberica, original de Monrovia, en Liberia), y café excelso (C. excelsa, que fue descubierto en la región del Chad).

El café se cultiva en los países sitos entre la franja del Trópico de Cáncer y el de Capricornio. Existe alguna excepción, una de ellas es España ya que, en Agaete, Gran Canaria también encontramos plantaciones de cafeto.

La variedad de café más importante es Coffea arabica, que supone un 80-90% de la producción mundialC.canephora (20% ) y C.liberica (1%). Es una especie que necesita una altitud de 1200 a 1700 metros y que haya una precipitación que pueda variar desde los 750mm anuales hasta los 3000mm. La temperatura media anual debe ser de 16º a 22º. Es sensible a plagas y enfermedades y por ello debe cultivarse con mucho mimo.

La variedad robusta (C.canephora) se encuentra en altitudes bastantes bajas y en las regiones húmedas, más o menos con una precipitación de 3000 mm, con temperaturas entre 17-27 ºC de media en el año. Es mucho más resistente a las plagas y enfermedades que la arábica.

El cafeto necesita que el suelo sea ácido, con un pH de 4.2-5.1 y profundo, que esté bien drenado, como los suelos volcánicos.

El cultivo del café arábico y robusta, sigue el mismo patrón general en la mayoría de las áreas donde se cultiva:

  • El café se propaga por medio de plantas obtenidas de semilla, o vegetativamente, por medio de injertos o estacas.
  • Existen dos tipos de poda del café: primero, la poda de formación, para conseguir plantas vigorosas y la poda de fructificación, que consiste en sustituir las ramas viejas por otras jóvenes y fructíferas.
  • La cosecha varía de acuerdo con las condiciones del clima y el suelo, con las prácticas de cultivo y con la especie. En regiones más secas el café puede madurar como una sola cosecha; en cambio en regiones húmedas se pueden dar varias cosechas. La cosecha, por tanto, puede durar desde semanas hasta meses.

Las cerezas de café se deben cosechar cuando están de color rojo oscuro. Si se desea conseguir un café de una calidad selecta, los árboles se recolectan varias veces, recogiéndose solo las bayas plenamente maduras.

Los rendimientos de recogida varían según los países, entre los 2.400kg y los 21.500 kg de cereza de café por hectárea.

Para poder disfrutar de un delicioso auténtico café espresso todavía falta gran parte del proceso de producción del café, como el tueste, por ejemplo. Atentos porque Begoña nos lo contará en los siguientes artículos 🙂

BEGOÑA BAQUÉ

Begoña Baqué nació con cafeína en la sangre. Fue campeona de España del “Cup Taster” en 2014 y ha sido jueza en numerosos campeonatos de baristas. Su pasión y profesión es el café.

superautomáticas

bomba tradicional

cafeteras de cápsulas

tu cafetera ideal

Pin It on Pinterest