Trucos para preparar el mejor café con una superautomática

Si quieres disfrutar de un café perfecto, aquí te damos las claves para que puedas conseguirlo; y si además tienes una cafetera superautomática, todavía mejor porque podrás hacerlo de una forma más fácil y cómoda.

En primer lugar, hablaremos de la materia prima: el café. Es muy importante que conservemos los granos de café en un recipiente con cierre hermético, para puedan mantener sus propiedades y su aroma por más tiempo. No te olvides de guardar el recipiente en un lugar en el que no le afecte ni la humedad, ni la luz ni el calor. Para comprobar si los granos de café son frescos, déjalos caer y si rebotan es que aún lo son.

Si prefieres el café molido, debes saber que éste ha perdido parte de sus cualidades al molerse y envasarse, sobre todo el aroma. Comprueba su frescura echando una cucharada de café molido sobre un vaso de agua, si flota todavía es bueno.

El segundo punto importante para obtener los mejores resultados es el agua. Como el café es en su mayoría agua, ésta debe ser fresca y tener un sabor neutro, para que no perjudique al sabor y aroma del café. Es importante cambiar con frecuencia el agua del depósito y cerciorarse de que su dureza o cal no sea mucha. Para saberlo puedes usar el papel indicador de dureza que viene con tu cafetera superautomática, de esta forma podrás ajustarla adecuadamente al nivel.

Aunque lo ideal es que uses agua filtrada, en su defecto puedes añadir un filtro de agua en el propio depósito, así mejorarás la calidad del agua y por consiguiente la del café y harás que la vida de tu cafetera sea más larga.

Si disfrutas de las diferentes variedades de café con leche, el siguiente punto es importante para ti. Para crear espuma de leche de calidad usa leche fría directa de la nevera. Si tienes una superautomática con sistema LatteCrema te recomendamos que uses leche semidesnatada con un 1,5% de grasa, de esa forma los resultados serán los óptimos en cuánto a consistencia y volumen de la espuma de leche.

La última clave para disfrutar de una receta de café o café con leche perfecta son las tazas. Aunque parezca que no es relevante, un recipiente con las características idóneas puede hacer que tu café sea excelente.

Si te gustan los espresso con una suave crema encima, necesitarás una taza con base de forma cónica, de esta forma el café fluirá a través de la taza sin romper la crema. También es importante que coloques el dispensador de café lo más cerca de la taza y si ésta está caliente mucho mejor.

Para tener la información completa, consulta el siguiente vídeo:

Puedes visualizar los subtítulos en español cambiando la configuración del vídeo.

superautomáticas

bomba tradicional

cafeteras de cápsulas

tu cafetera ideal

Pin It on Pinterest