Receta de Panna Cotta de café

Por supuesto, el café no sólo existe para ser bebido. Se pueden preparar una gran cantidad de platos deliciosos con el café como ingrediente. El café se usa en recetas tanto saladas como dulces, pero son quizás estas últimas las que han tenido más éxito en la repostería fina. Numerosas son las recetas de postres de café. Vamos con una receta fácil, pero no por ello menos exquisita: un buen postre, la panna cotta de café.

La panna cotta es un postre tradicional italiano cuyo origen se encuentra en la región del Piamonte, situada al norte del país. Literalmente significa ‘nata cocida’ o ‘crema cocida’. Esta receta de postre se elabora a partir de ingredientes que encontramos a mano en cualquier supermercado como la leche, el azúcar, la crema de leche o la nata. Es uno de los postres estrella de la gastronomía italiana.

Se podría comparar con el flan, pero con un sabor mucho más lácteo y una textura más gelatinosa. Sin duda, se podría decir que el secreto mejor guardado en la receta de una panna cotta de sobresaliente es, precisamente, conseguir la textura y consistencia perfectas.

Hoy en día, existen multitud de variedades y recetas que van desde las más clásicas a las más elaboradas. Conozcamos cómo se prepara una panna cotta de café.

En primer lugar, veremos los ingredientes para la elaboración de cuatro raciones:

  • 400ml de nata
  • 30g de café en grano
  • 75g de azúcar
  • 2 o 3 láminas de gelatina (4-6g)

Tardaremos en preparar este postre en torno a una hora y para que esté en su punto óptimo de degustación deberemos dejarla tres horas más en el frigorífico.

Comenzamos poniendo la nata en un cazo con los granos de café y el azúcar. Llevamos la mezcla hasta la ebullición, pero a fuego lento. Una vez ha hervido, la retiraremos del fuego y dejaremos que infusione durante una media hora. Mientras esto sucede, pondremos las hojas de gelatina a hidratarse en un plato hondo con mucha agua fría.

Cuando haya transcurrido media hora, retiramos los granos de café y añadimos la gelatina escurrida, removiendo bien. Luego repartimos en varios moldes y los dejamos enfriar en la nevera durante al menos tres horas, hasta que cuaje. En ese momento estará lista para tomar. Buenísima, como comerse un Latte Machiatto a cucharadas.

Recomendación: Si quieres puedes decorarla con frutos del bosque para crear un postre redondo.

superautomáticas

bomba tradicional

cafeteras de cápsulas

tu cafetera ideal

Pin It on Pinterest