Aprende a distinguir los principales granos de café

Seguro que te interesa conocer algo más sobre el café. Ahora nos vamos a detener en las distintas variedades de café que existen en el mundo. Efectivamente, variedades, porque hay distintos tipos dependiendo de su procedencia y cualidades. Existen distintas especies de arbustos de los que provienen los granos de café, que no son más que las semillas de estos.

Puedes visualizar los subtítulos en español cambiando la configuración del vídeo.

A pesar de que hay muchas variedades, son dos de ellas las que, con más frecuencia, compramos en las tiendas, nos sirven en las cafeterías o nos preparamos en nuestras propias casas. Estas dos variedades principales son la arábica y la robusta.

Si consiguiéramos tener un puñado de café en grano en la mano, sería fácil distinguir a qué variedad pertenece. Los granos de arábica tienen una forma más aplastada y alargada y unas líneas curva, con forma de ‘S’, los atraviesan y dividen en dos partes. Por el contrario, los granos de café robusta tienen una forma más redondeada y la línea que los atraviesa es recta, y no curva.

Los orígenes geográficos de ambos tipos de café también son diferentes. Mientras que el café robusta proviene de África Central, el arábica tiene su origen en Etiopía, más al este. Sin embargo, este último se cultiva en muchos países en todo el mundo, pero las plantaciones tienen que estar localizadas entre 500 y 2.400 metros de altura sobre el nivel del mar. Arábica es el café más cultivado globalmente, más del 60% de la producción mundial. Por su parte, más del 30% de las plantaciones en todo el planeta son de robusta.

También hay diferencias a la hora de beberlo, en el gusto. El café robusta tiene un regusto más amargo, mientras que el arábiga es más aromático y entra con más suavidad al paladar. Esto tiene que ver con la cantidad de cafeína que tiene cada uno. Mientras que el arábica lleva un 1,7% de cafeína, el robusta, casi el doble.

La producción de robusta es más barata que la del arábica. Entre otros muchos factores que afectan a esto, tiene que ver el que la mayor concentración de cafeína en el primero hace que sea más resistente a las plagas e insectos que habitan las plantaciones. Esta mayor concentración de cafeína también hace que el robusta sea más indigesto que el arábica. Por otro lado, algunas variedades de robusta son de mayor calidad y se valoran especialmente en espressos por su profundo aroma y su rica crema (no solo por estar etiquetado como arábica significa que no tenga una alta calidad). En conclusión, ¡se trata de un tema de gustos personales!

Dentro de estas dos variedades principales, hay subgrupos en cada una de ellas. Las variedades de arábica son las que más gustan, apúntate unas cuantas de ellas, por si las quieres probar: Moka, Maragogype, Bourbon, Mondo Novo, Leroy, Caturra, Catuay…

BEGOÑA BAQUÉ

Begoña Baqué nació con cafeína en la sangre. Fue campeona de España del “Cup Taster” en 2014 y ha sido jueza en numerosos campeonatos de baristas. Su pasión y profesión es el café.

superautomáticas

bomba tradicional

cafeteras de cápsulas

tu cafetera ideal

Pin It on Pinterest