¿Conoces el origen del café?

¿Te gusta el café? ¿Es una de tus bebidas favoritas? Entonces, seguro que te interesa conocer un poco más de su historia. De cómo distintos pueblos y civilizaciones han ido descubriéndolo, conociéndolo y perfeccionándolo. De cómo desde la planta, al café en grano, la tecnología y la experiencia humana lo han desarrollado en un sinfín de variedades y recetas de café, para llegar al espresso que hoy degustamos gracias a las mejores cafeteras.

La historia del café se remonta por lo menos al siglo XIII en Etiopía, cuando los pastores descubrieron que las semillas de las plantas del café producían unos efectos placenteros en los animales que las comían, según cuenta la leyenda. Sin embargo, la primera evidencia del café como bebida aparece ya en el siglo XV, en los monasterios del Yemen, ahí tenemos las primeras evidencias de que las personas tomaban la bebida de café. En este país árabe se encontraba el puerto de Moca, desde donde el café se distribuía a otros lugares.

A lo largo de los siglos, vamos descubriendo cómo se expandía esta costumbre por distintas regiones del mundo. Pronto se desplazaría hacia el resto de Oriente Medio y también al norte del continente africano. Es en el siglo XVI cuando constatamos que existían unos locales específicos donde se servía la bebida de café, las cafeterías: en Constantinopla. Estos lugares pronto se convertirían en lugares de reunión y de tertulia para artistas, intelectuales y personas vinculadas al mundo de la política.

 

Los barcos venecianos que recorrían el Mediterráneo en busca de comercio fueron los causantes de que el café entrara en Europa a principios del siglo XVII. En 1645, se abrió una cafetería en esa ciudad, en la famosa Plaza de San Marcos. Poco a poco, las calles que acarician los canales venecianos se fueron llenando de estos locales. Qué curioso: a tan solo 30 kilómetros de Venecia se encuentra la ciudad de Treviso, donde nació la marca De’Longhi.

Y, de esta manera, la bebida de café se fue popularizando por toda Europa. Llegaría a todos los países del Viejo Continente.

El salto a América se dio a finales del siglo XVII. Los colones europeos llevaban a Estados Unidos, al Nuevo Mundo, las costumbres del Viejo Continente. ¡Y, claro, el café era una de las más extendidas! Nueva York, Filadelfia, Boston… Tanto la Bolsa de Nueva York como el Banco de esta ciudad empezaron en sendos establecimientos de café, en lo que es hoy el distrito financiero, Wall Street.

En el año 1901, Luigi Bezzerra creó la primera cafetera de café espresso. Una de las características más importantes de la cultura italiana es, precisamente, esta bebida de café, el espresso. Del espresso fueron evolucionando distintas recetas de café, tal y como conocemos hoy. Y, claro, esa pausa, ese momento tan especial de disfrutar de un café, también lo puedes tener en casa. En el año 1990, De’Longhi lanza su primera cafetera de café espresso. Y hoy puedes disfrutar de distintas bebidas de café, variedades y recetas desde casa gracias a las distintas cafeteras de la marca.

superautomáticas

bomba tradicional

cafeteras de cápsulas

tu cafetera ideal

Pin It on Pinterest